25 ene. 2010

Un año sin Marta del Castillo y 32 sin Justicia

En estos días se ha recordado que Marta del Castillo sigue desaparecida, y no es un caso más, como los que habitualmente suceden en España. Desgraciadamente existen númerosos jóvenes que abandonan sus hogares, en algunos casos de forma voluntaria y en otros por causas ajenas a su voluntad. En este segundo estado se encuentra Marta del Castillo, pero su desaparición creó desde un principio una posición de la sociedad española y especialmente la sevillana de pleno apoyo a su familia, los medios de comunicación dieron la importancia requerida al hecho, pues aún estaba reciente el caso de Mari Luz.


Todos recordamos por entonces la búsqueda de la voluntariedad o no de su desaparición, y cuando se hizo caso a los padres, a los que mejor la querían y conocían, fue entonces cuando la investigación policial se puso en marcha, empujada por los políticos interesados en no quedar como culpables de la posible negligencia con la que actuaron en el caso de Mari Luz, la acción mediática podía poner en peligro su cómodo y bien pagado puesto de “trabajo”.

La maquinaria policial obtuvo rápidamente el éxito esperado de sus investigaciones, al fin y al cabo los investigados eran un grupo de jóvenes no profesionales, su labor no era tan difícil como podía suponerse.

Tras las detenciones pertinentes entra en juego nuestro desesperante aparato judicial, y con ello los detenidos que sucesivamente iban formando parte de la trama asesina, estos jóvenes incluidos un par de menores que intervienen en esta desaparición, según sus propias confesiones, se desdicen ante sus señorías de lo contado a la policía.

Mientras tanto, son capaces estos secuaces de movilizar a miles de personas en la búsqueda del cuerpo de Marta, tanto por el río Guadalquivir, como por el vertedero de Alcalá de Guadaira, y últimamente por un solar de unas obras civiles en el término de Camas.

Ante la mirada de todos los españoles de bien, podemos sentir como unos jovenzuelos sin vergüenza y sin alma son capaces de quebrar un sistema judicial y policial que denota su falta de recursos legales para obtener la información de la ubicación del cuerpo de Marta.

Esto no es más que la punta del iceberg que tenemos en nuestro desastroso sistema democrático español.

¿Qué pueden pensar los familiares de Marta sobre esto? Pues no puedo contestar a esto, pero sí que puedo decir lo que pienso yo, que no soy familiar suyo, pero que poniéndome en su lugar, no puedo más que hacerme idea de la vergüenza que siento por haber participado en las urnas ejerciendo el voto para darles a estos mamelucos veinteañeros la posibilidad de engañar a todos los estamentos sin que se les roce ni un pelo de su cabeza.

Este voto maldito desde hace ya 32 años, ha dado el derecho fundamental de hacer lo que le dé la gana al maleante y al violador, al terrorista le ha dado privilegios para decidir en qué cárcel quiere estar, a la carrera gratis desde su celda, al narcotraficante a burlarse de la policía tirando la droga en su cara antes de la detención porque sabe que le va ser difícil demostrar al de la gorra su culpabilidad, también al que lleva 90 detenciones por hurto y sigue en la calle ejerciendo lo que sabe.

También sirvió mi voto para que los menores lo sean para cuando cometen un delito pero no para poder ejercer el aborto o para llevar un ciclomotor a toda velocidad por las calles de su pueblo.

Y sobre todo mi voto ha servido para que estos mediocres ejercientes de la política española se puedan sentir dioses de la historia del S. XX y XXI, y que con sus dedos manchados de la sangre de tantos inocentes sin justicia española, sigan dándonos lecciones sobre la libertad y la democracia. Las leyes que han creado estos inútiles diputados, son lo más parecido a las que crearían los propios delincuentes desde la cárcel. Sólo han favorecido a los que delinquen pasando por encima de los españoles con sus grandes paquetes de más de quinientas mil firmas a la que la Constitución nos da algún derecho y de la que ellos por supuesto dan el mínimo de importancia como se puede saber por la cantidad de iniciativas populares que estos “okupas” del hemiciclo se han pasado por el forro de su abrigo de miles de euros.

Para colmo nuestros imparciales jueces y su sistema judicial, totalmente sumiso al poder político, cuando ven cómo su justicia no responde al clamor popular y la realidad de un sentimiento racional, echan la culpa a los legisladores diputados, pero sin embargo en cuánto éstos pretenden decidir sobre leyes y reglamentos que puedan afectarles directamente, sacan su bandera de la imparcialidad de la justicia para desdeñar y apagar esa llama de intento legislador.

Para mí e imagino que para la mayoría de los españoles de bien, la justicia no es tal en la España de hoy en día. ¿Si no lo es, por qué la tenemos así? ¿Es que quizá nuestra mente plebeya no entiende el fondo de la legislación? A esta pregunta plebeya me respondo como tal: no debemos seguir consintiendo que los que tenemos la capacidad de legislar mediante nuestro voto tengamos leyes en las que no creemos, no necesitamos tecnócratas politizados que nos enseñen a vivir bajo sus reglas y no bajo las nuestras, ya que entonces ¿qué clase de democracia es ésta? La democracia de cómo saber vivir bien haciéndose político, de cómo ser juez y tragar con la injusticia diaria de una leyes injustas.

¿Qué sentido democrático tiene una ley que es capaz de dejar en la calle a unos delincuentes confesos de la desaparición y muerte de Marta del Castillo? ¿Qué sentido democrático tiene que los padres de Marta estén sufriendo ya para toda su vida y ni siquiera puedan dar entierro al cuerpo de su hija?

Si esa es la democracia que yo he creado con mi voto, no la quiero, quédense ustedes con ella, porque prefiero usarlo para acabar con esta serie de chapuceros y de tecnócratas vividores y aprovechados. Espero que algún nuevo partido político sea capaz de dar luz a todos estos que piensan como yo, y que con una nueva savia podamos echar abajo estas ramas podridas de nuestro árbol evitando con ello que se seque.

Y desde aquí quiero dar el ánimo necesario y mi apoyo a la familia de Marta del Castillo, porque ellos si saben y están dando una verdadera lección de democracia y de respeto a la justicia.

20 ene. 2010

Noticias diversas que demuestran la hechura de nuestros políticos

En este artículo intentaré dar un paseo por las noticias importantes que se dan durante estos días.


No tengo más remedio que destacar la cantidad de sandeces y burradas que siguen haciendo nuestros chapuceros de traje, corbata y coche oficial.

Haití:

Empezaré por dar mi apoyo a todos los haitianos que han sufrido el terrible terremoto que ha dejado desde el 12 de enero casi 200.000 muertos y otros tantos de heridos.


También es de recibo apoyar a todos aquellos voluntarios que sin ningún ánimo de lucro se han desplazado a la zona para llevar a cabo labores humanitarias. A todos éstos les deseo el mejor de los éxitos en la consecución de su ayuda.


Por otro lado debo hacer una reflexión sobre lo acaecido en este país. El terremoto ha sido de intensidad 7.0, definido por Richter como “Terremoto mayor. Causa graves daños”. Revisando el historial más reciente de los movimientos sísmicos de esta categoría en el mundo, no encuentro ninguno con ese número de víctimas, y viendo las imágenes de las televisiones no puedo más que pensar que ninguna vivienda reunía los requisitos que los occidentales exigimos en la construcción (para ejemplo la Embajada de EEUU ha quedado intacta). Este país con una historia de esclavitud a cuesta sigue siendo en la actualidad esclava del mundo. La ONU y sus organismos destacados en estos países conflictivos no han servido más que para ayudar a generar elecciones libres en ese país, pero no ha sido capaz de asegurar que la vida de sus haitianos sea racional y consecuente con el S. XXI. Su conocida violencia callejera y sus constantes disputas mafiosas no han sido impedidas por nuestros bien y exageradamente remunerados funcionarios de la ONU.


Me pregunto pues ¿Qué hacía allí tanto personal de la ONU? Pues mi respuesta es que para asegurar su estatus de dominio geo-mundial, este organismo ineficaz y tan caro sólo se conforma con su presencia para conferir un halo de seriedad a las diferentes negociaciones con el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.


No debemos olvidar que Haití debe su pobreza principalmente a los vaivenes político-belicistas y a su falta de recursos en materias primas, sin embargo no ha sido capaz de ser impulsado su gran recurso geográfico que es el turismo, como ocurre con su vecina República Dominicana.


Descorazonadoras imágenes las que vemos durante todos estos días en las calles de Puerto Príncipe, donde los muertos tirados por las calles forman parte del paisaje junto a niños llorando buscando a sus padres o familiares y por otro lado grupos de jóvenes con palos en la mano saqueando cuanto encuentran de valor en los pocos huecos que quedan de algunos comercios derrumbados.


Por otro lado no dejan de llegar al aeropuerto material de ayuda desde todo el mundo, sin posibilidad de distribuirlo, ya que nuestros líderes mundiales han sido incapaces de organizar un sistema de distribución de ayuda en un país tan pequeño.


En la frontera del país vecino se agolpan también los voluntarios llegados de todo el mundo a la espera de poder acceder al país.


Este caos no deja lugar a dudas, la ONU es incapaz de hacerse cargo de una situación real de desastre en cualquier parte del mundo, es incapaz de tener planes adecuados de distribución de alimentos en una zona catastrófica.


Desde aquí mi más enérgica protesta por la falta de eficacia de la ONU y que estos chapuceros internacionales con sueldos astronómicos deben dejar sus cargos.

Los controladores aéreos y Pepiño Blanco:

Nuestro ignorante Ministro de Fomento ha iniciado una guerra mediática contra los controladores aéreos. Acaba de descubrir que el sueldo medio de este personal especializado es tan alto que incluso ganan más que él. También acaba de descubrir que las tasas aeroportuarias son las más altas de Europa por culpa de sus sueldos.


Ha comparado el sueldo magnífico de los controladores con el de los jueces, médicos de la Paz y el suyo. La verdad es que ya el hecho de comparar un médico de la Paz y un juez con este ministro es de por sí una osadía. El Sr. Blanco la única oposición que ha ganado en su vida es la de cómo espermatozoide en el útero de su madre cuando compitió con algunos millones más. Su expediente académico vacío de todo tipo de títulos, se basa en su carnet político con la antigüedad suficiente para poder estar de charlatán de feria de su partido.


Pepiño tiene un sueldo ínfimo si lo comparamos con un especialista en oncología de Houston, o con el sueldo de Montilla, pero creo que muy alto si lo comparamos con los trabajadores españoles de las profesiones a la que tienen acceso con ese expediente académico, eso si además no están metidos por edad en un ERE, que entonces sería una diferencia vergonzante.


Sr. Blanco usted no puede hablar de sueldos, el suyo sí que es inmerecido. Además de camino pregúntele a su compañera Pajín cuánto gana por el pluriempleo político que tiene.


Sabemos todos los españoles, y desde hace tiempo, que los controladores ganan sueldos muy altos, que los pilotos también, pero de eso a que la mala gestión de AENA sea culpa de esos sueldos, me parece del todo incongruente. Su charlatanería es insultante a la inteligencia media de los españoles, esta vez se ha pasado. Está usted culpando a la deficitaria sanidad pública de lo que cobran las enfermeras, o a al déficit del Estado por lo que cobran los Inspectores de Hacienda. Sin embargo no ha hablado de los sueldos de los altos cargos de AENA, nombrados por su ignorante dedo. O de la falta de rendimiento de determinados sectores laborales aeroportuarias (¿Ha oído hablar de la pérdida veraniega de maletas?).


En fin Pepiño es usted uno de los chapuceros con más cara que ha habido en la historia contemporánea en España. Si quiere que AENA no tenga que poner tasas tan caras empiece por irse usted del ministerio y de camino llévese a los inútiles y bien pagados altos cargos a sus órdenes.



Chivatazo a ETA:

Tras todos los dimes y diretes de la vergonzosa situación del caso del chivatazo a los etarras en plena tregua alcanzada por un Zapatero rendido a los pies de los terroristas, nos encontramos a un Rubalcaba que después de hacer tan popular la frase “España no merece un Gobiernos que les mienta” es incapaz de reconocer su culpabilidad en este asunto. Y es que la implicación es de su Director General de la Policía, que según se desprende de informes policiales y judiciales, intervino directamente es este chivatazo.


¿Imagináis que el Sr. Rubalcaba era ajeno a que hubiera órdenes desde el Director General de Policía para informar a terroristas de una operación prevista de su detención?


Por otro lado tampoco me imagino que este elemento siniestro, no por su ideología sino por su aspecto, no tuviese al tanto a su dueño y amo Zapatero, el cual por aquella época se pavoneaba como liberador final de la violencia terrorista etarra gracias a su bajada de pantalones con los nacionalistas y separatistas a costa de los muertos por España.


Una nueva trama que anda por los pasillos judiciales que puede servir de nuevo de trueque de algún juez estrella para tapar otros asuntos sucios de la magistratura. Menos mal que aún hay prensa capaz de desmontar estos embrollos de la alta política de Estado, para que los plebeyos estemos enterados.

La Propuesta de Educación del PP no elimina Educación por la Ciudadanía:

El Sr Rajoy con tal de alcanzar votos hace lo que haga falta, y todo por alcanzar la Moncloa. Ahora resulta que la Propuesta de Educación del PP ha decidido mantener esta asignatura tan luchada en diferentes frentes por valientes ciudadanos que han sido capaces de enfrentarse a toda esta vorágine de poderosos políticos y una administración que no pertenece a los españoles sino a esta partida de mediocres que la emplean a su gusto.


Según Montoro, que ha justificado la decisión de mantener la asignatura en su programa por motivos de “convencer cada día a más gente”.


¿Pero de qué gente hablamos Sr. Montoro? Porque si esa gente a la que se refiere es la misma en lo que piensa Zapatero, ¿Qué diferencia a su partido del PSOE?


Nuestros gobernantes ya sean de un lado u otro no han sido capaces a lo largo de estos años de democracia de establecer un sistema de enseñanza digno, que sobre todo premie a los buenos estudiantes y aparte a los que no sirven para ello, y darles a éstos los medios para que puedan realizar otras profesiones tan necesaria y honrosas como las que no precisan de altos estudios.


Se discute si se repite con dos o con cuatro asignaturas, no se discute si las becas deben aumentarse para promocionar altos estudios en centros especializados, o se dan portátiles a niños en vez de ponerles calefacción o aire acondicionado en las aulas. Se normaliza el copiar en un examen en la Universidad de Sevilla y no se discute sobre derecho de los que no copian. Quitamos los crucifijos de las aulas pero no quitamos las goteras.


Todo un despropósito de ideas que quieren seguir llevando la política a la educación olvidándose de que ésta será la base del futuro de nuestro desarrollo económico e industrial incapaces de competir con los países de nuestro entorno.





Estas noticias son sólo algunas de los titulares durante esta semana, imaginaros cómo estará nuestra situación actual en todos los demás campos.


Mientras estos chapuceros sigan ahí, gobernando, no avanzaremos hacia un futuro de bienestar.


A veces me pregunto si España está yendo hacia un rincón del que nos va costar mucho tiempo salir.

8 ene. 2010

La Pascua Militar celebración para los elegidos

Su origen en muchos casos desconocido, se debe a nuestro reglamentista y organizador Carlos III, que tras la reconquista de Menorca a los ingleses y ayudado por una flota francesa allá por el 1.782 consideró que el 6 de enero debía conmemorarse una celebración militar de esa victoria.


Desde entonces esa celebración que ha pasado por muchas consideraciones y ha pasado a nuestros días como el acto de inicio del año militar.

Eso del año militar la verdad es que no se entiende muy bien, pero si lo comparamos con la celebración del curso judicial pues es una incongruencia más de nuestros calendarios sociales.

En ese día, se celebra un acto principal en el Palacio Real, con la asistencia de los Reyes, el Presidente del Gobierno, la Ministra de Defensa, el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad) y los Jefes de Estado Mayor de los tres Ejércitos, además de otras autoridades y una representación comisionada de los diferentes escalafones del Ejército. Además el Ministro de Interior Rubalcaba, como no, para reafirmar su progresión política.

Se hacen discursos, a veces interminables, que generalmente sólo sirven para salir en los medios de comunicación, y éstos buscan una frase o un comentario que pueda ser relevante, pero que generalmente no sirve más que para salir del paso.

Este año para colmo nuestro europeo presidente llegó tarde al acto, un acto de carácter cívico-militar, donde la puntualidad es una característica obligada para las fuerzas armadas.

Eso demuestra el interés de nuestro Zapatero para la Defensa. Por otro lado la social-nacionalista catalana y ministra de Defensa, volvió a pasar del protocolo de vestuario, haciendo con ello que los comentarios se pierdan en temas formales olvidando el verdadero carácter de ese acto castrense.

¿Pero qué podemos esperar de esta saga de mediocres? El Jemad, en claras imágenes y fotos del acto demuestra su total sumisión, que no lealtad, a la nacionalista que le nombró.

La Ministra en parte de su discurso dejó claro que el consenso será necesario para poder llevar a término la Ley de Derechos y Deberes de las Fuerzas Armadas, con la que se pretende que los militares puedan asociarse para cualquier demanda siempre que no tengan carácter reivindicativo o político. Es decir la libertad y derechos contemplados para todos los españoles se ven mermados entre los militares, entre otras razones porque así lo han decidido nuestros políticos chapuceros.

¿Qué miedo tienen a que los militares puedan asociarse? ¿Pensarán que tras esas asociaciones puedan llevarse a cabo acciones sediciosas o golpistas? La verdad es que no hay una respuesta clara por parte de la clase política dirigente. Hasta los partidos más izquierdistas no son claros en cuanto a la idea de asociaciones militares que puedan tener carácter reivindicativo.

Sin embargo podemos ver como la Magistratura que tiene mermados también dichos derechos reivindicativos tienen acceso a las asociaciones que no tienen otro carácter que el político y sindical, y que durante el 2.009 han llevado a cabo incluso huelgas, en teoría no permitidas, pero que ha sido una piedra en el zapato de nuestros vividores legisladores del Hemiciclo.

Es pues desde el punto de vista social totalmente injusto recortar los derechos de los miembros de las Fuerzas Armadas, por el celo y miedo de una clase política carente de ideas y personas relevantes.

Sin embargo se encargaron desde los años 80 de romper toda la estructura militar de España, acabaron con las Capitanías Generales que se encontraban perfectamente organizadas por considerarlas franquistas y ejército de ocupación. Deshicieron unidades operativas a su antojo, llegaron a eliminar casi completamente el regimiento más antiguo de España, el Soria nº 9, (en los países anglosajones, los regimientos militares antiguos son una tradición inquebrantable).

Tras ese reestructuración, llegaron otras, y aún hoy en día siguen quitando de aquí y poniendo allí, sin orden y concierto. Los ciudadanos que hicieron la “Mili” no encuentran ni el nombre de la Unidad ni el cuartel donde la hicieron. El cuartel ahora puede ser una Tesorería de la Seguridad Social en el mejor de los casos, pues suele ser un solar abandonado y ocupado por indigentes o caballos de algún “marginado” que se ahorra el pago de impuestos. En otros lugares lo hemos visto convertidos en nuevos órganos administrativos autonómicos inventados para dar asiento a más de un inútil indocumentado pero con carnet antiguo del partido gobernante. Esos organismos que no valen para nada si tienen un sentido ocupacional, ya que nos vemos atrapados entre ellos y su nueva burocracia política.

Pero no hay que olvidar que todos estos cambios si bien fueron promovidos por nuestros celosos e incompetentes políticos, fueron ejecutados y asesorados por miembros destacados de las fuerzas armadas, en su afán de alcanzar determinados empleos y puestos dentro del Ejército fueron los primeros en señalar con el dedo y dar el beso en la mejilla por las 30 monedas de plata de su expediente.

El Ejército ha pasado a ser de un ente respetado a un conglomerado de órganos que no se sabe bien cuál es su misión.

Siempre se ha considerado que las Fuerzas Armadas debían formarla unidades preparadas para el combate en caso de una acción armada externa, debían poseer la formación necesaria, así como el material adecuado para llevar a cabo la misión encomendada, pero desgraciadamente hoy en día, el Ejército español está preparado para combatir el fuego del verano, las inundaciones del invierno, las operaciones quirúrgicas de tumores en niños afganos, para regalar rotuladores Carioca a colegios del Líbano, para sentarse con un gran dominio del inglés en las reuniones de OTAN sobre las divagaciones del sexo de los ángeles, y no mucho más. Y además carece de medios, ya que los que tiene son incomparables con los de los países con los que Zapatero quiere compartir foto, pero sin dinero.

En las operaciones de mantenimiento de la paz, que es así como llaman a nuestras misiones en países en conflicto, no hay ninguna acción de guerra que pueda solventarse con autonomía por el comandante en jefe de la misión, ya que se pide permiso a los políticos chapuceros hasta para cargar el arma.

Es una lástima que la Pascual Militar no sirva precisamente para reivindicar las necesidades de nuestras Fuerzas Armadas y sin embargo sirva para lucir pantalones la Chacón o para que el Rubalcaba propugne una vez más con su presencia el carácter militar de la Guardia Civil, a la que no deja de regalarle generales y tenientes generales para comprar su lealtad.

Nuestro Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas, como de costumbre ni picha ni corta sino todo lo contrario, sigue animando a nuestras tropas a seguir poniendo tiritas en Afganistán. Mientras más lejos mejor.

De esta manera tenemos a nuestros militares entretenidos en el exterior, los que se quedan aquí se dividen en los que acaban de venir de una misión y están de descanso a la espera de la siguiente, los que nunca van a ninguna y que les llenan de papeles para que entre ellos estén ocupados y los que cada día inventan algo nuevo que les alce a un puesto mejor a costa de los desgraciados que le hacen el trabajo.

Hay que recordarle a la ministra nacionalista que en su departamento aún tiene miles de recursos por resolver, que ha planteado soluciones tan delirantes como ascender mediante decretos a Comandante a personal que ni siquiera esperaba hacerlo a Subteniente, y que aquellos a los que les exigió una carrera superior y estudios para alcanzar empleos superiores los ha discriminado dejando en determinados casos en el empleo de Comandante “In eterno” por no haber previsto una organización militar adecuada.

Señora ministra sirva esta celebración para decirle que no tiene ni idea de cómo funciona un ejército y ni siquiera se ha puesto a estudiarlo. Que continuamente vapulean a nuestros defensores sin piedad, y lo peor está dentro, aquellos uniformados que por amor a su expediente son capaces de acabar con las ilusiones del resto de sus compañeros.

Por todo lo anterior animo a seguir celebrando la Pascua Militar, como nuestro digno e inteligente Carlos III, como conmemoración de la reconquista de Menorca pero como nada más.

Noticias al día de Radio Chapuza

Si seguimos concediendo a los políticos mediocres nuestro voto, acabaremos así.

Señores Presidentes escuchen esta canción que ha detestado hasta la SGAE